Slow Lifestyle: Salmorejo

Puede que el salmorejo cordobés no sea muy nórdico, pero con el calor que esta haciendo, es uno de mis platos preferidos para el Verano. Yo soy de salmorejo, me gusta más que el gazpacho, además me gusta que se note el ajito y acompañarlo con jamón crujiente. Hoy comparto con vosotros la receta de sweetandsour. Si no conocías este blog, no te lo puedes perder, Virginia hace recetas riquísimas y sus fotografías te las quieres comer. A continuación os dejo la receta de su salmorejo cordobés: 

salmorejo

INGREDIENTES: (PARA 4-6 RACIONES)

  • 1 kg. de tomates maduros muy rojos pero firmes
  • 150 gr. de miga de pan  blanco del día anterior (a ser posible pan de telera)
  • 125 gr de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • 1 cucharadita de sal
  • 30 gr. de vinagre de vino de jerez
  • 1-2 dientes de Ajo sin el germen

Para la guarnición:

  • 4 huevos cocidos (separada yema de clara y picadas ambas muy finas)
  • Jamón Ibérico picado muy fino o en virutas
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • Brotes de rúcula para decorar

PREPARACIÓN:

"Limpiamos bien los tomates, les retiramos el pedunculo y los sumergimos durante unos segundos, en una olla que tendremos preparada con agua hirviendo. Extraemos con una espumadera de la olla, y llevamos a un bol que tendremos previamente preparado con agua helada y hielos para cortar la cocción. Ahora nos resultará muy sencillo retirar la piel con ayuda de una puntilla o cuchillo pequeño.

Si queremos evitarnos todo esto trabajo previo para que nuestro salmorejo no tenga restos de pielecillas, es tan fácil como colar la preparación antes de añadir el aceite y llevar a enfriar.

Una vez tenemos los tomates sin piel los troceamos. Añadimos la miga de pan troceada, el diente de ajo, la sal y el vinagre. Trituramos con una batidora de mano o con un robot de cocina hasta obetener una textura cremosa pero suave. Dependiendo de la potencia de nuestra batidora nos llevará mas o menos tiempo.

Colamos la preparación si vemos que aun quedan restos de piel o sencillamente si no hemos pelado los tomates previamente.

Volcamos de nuevo en el bol y con la batidora en marcha a velocidad baja, vamos añadiendo el aceite en forma de hilo.

Llevamos a una jarra y a la nevera a enfriar. El frío es fundamental, tanto por el frescor, como por la textura mas espesita que le da.

Mientras el salmorejo se enfría, preparamos la guarnición:

Comenzamos cociendo los huevos. Para ello sacamos los huevos del frigo para que se atemperen y los introducimos en un cazo con agua del tiempo con una pizca de sal. La sal nos ayudará a pelarlos luego mejor. Dejamos que el agua tome hervor y dejamos desde entonces 10 minutos. Los refrescamos y los pelamos.

Separamos la clara de la yema picamos por separado ambas muy finamente y reservamos.

Picamos las puntas de jamón ibérico con una batidora de mano.

A la hora de servir, vertemos un par de cazos de salmorejo en cada cuenco y decoramos con la yema y la clara del huevo cocido picaditas finas, y con unas migas  o virutas de jamón ibérico.

Añadimos un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra sobre la preparación. Importantisimo¡¡¡¡¡

Absolutamente delicioso, refrescante y sencillo."

salmorejo

SLOW DECO

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación

Continuar comprando
Tu pedido

Tu carrito de compra está vacio