Como han cambiando nuestras casas

En el confinamiento ha habido un antes y después en nuestras casa. Ya no es un lugar de paso, que nos íbamos por la mañana a trabajar hasta por la tarde-noche no volvíamos, nuestra casa se convirtió durante más de dos meses en el centro de nuestro día a día. Convirtiéndose en oficina, en colegio, en parque de juegos, en gimnasio e incluso en restaurantes (que más de uno ha sacado el cocinero que llevaba dentro). Nos hemos dado cuenta que nuestra casa es algo más que un espacio. Es un sitio donde hacer hogar, donde transcurren historias y momentos, de principio a fin. Y esto nos ha hecho ver lo importante de que nuestra casa sea agradable, donde los detalles cuentan, lo importante de sentirte a gusto en tu refugio y que sea un espacio que tenga sentido para ti y los tuyos. Y sobre todo en estos momentos que vivimos y que nos han hecho parar, nos hemos dado cuenta de lo importante que es la calma y no vivir con estrés, por eso es importante que tu casa transmita serenidad. 

Estos meses de encierro nos ha dado para mucho, para reflexionar como sociedad y para darnos cuenta de lo que nos gustaría cambiar de casa y lo que realmente no es práctico.

¿Y cuáles son estos cambios?

Empezamos por el Recibidor: dejar el calzado en la entrada de casa es uno de los hábitos que nos ha traído el coronavirus, así como tener en la entrada, un gel desinfectante para lavarte las manos, en el último post te damos más ideas. Para ello, será funcional tener una consola, una estantería, un mueble auxiliar de almacenaje o un zapatero, para que se convierta en un espacio además de bonito, pueda ser el filtro de entrada para tomar las medidas de saneamiento. 

Más ideas de recibidores

Otra cosa que ha cambiado, es que el teletrabajo ha llegado a nuestras vidas sin avisar. Y si no tenias un espacio para colocar tu ordenador, has tenido que improvisar en el dormitorio o en la mesa del comedor. Ahora que poco a poco se ira adaptando el teletrabajo, necesitarás un espacio donde montarte tu pequeña office para poder concentrarte. Puedes colocar un pequeño escritorio auxiliar que a la vez te sirva de consola o por ejemplo una estantería liure que se adapta a tu espacio y a la vez tienes un pequeño espacio para colocar tu portátil. 

Si necesitas más espacio, puedes montarte un pequeño estudio en una habitación con un escritorio más amplio y un mueble de almacenaje si necesitas guardar documentos. 

Por otra parte, los espacios multifuncionales. Por ejemplo, una mesa auxiliar de apoyo en la zona del salón, para trabajar con el portátil o cenar frente al televisor. También si tienes peques en casa, tener un mueble de tv con almacenaje, estará muy bien porque tu salón además de hacer las siestas o ver maratones de series y películas, se convierte en una zona donde los niños juegan. Y con un mueble de almacenamiento podrás mantener el orden. 

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación

Continuar comprando
Tu pedido

Tu carrito de compra está vacio

x

x